La Estructura del Suelo y su Clasificación

El suelo es una estructura compleja que está compuesta por materiales minerales, por materia orgánica, organismos vivos, agua y aire. Además el suelo no es una estructura continua, está formado por distintas capas u horizontes.

En esta web hemos recopilado alguna información sobre la composición del suelo y sus distintos modos de clasificación.

Los Horizontes (capas) del Suelo

Se llama horizonte a cada una de las capas que contiene el suelo, con unas características diferentes debido a su composición mineral, cantidad de materia orgánica, grado de descomposición de la roca, textura granulométrica, etc.

Horizonte 0: Es la capa superficial del Horizonte A. Está compuesta por hojas, ramas y restos vegetales (detrito) Llamada también capa orgánica.

Horizonte A: En esta capa enraízan las especies herbáceas. Es rica en materia en descomposición y humus. Su color es más oscuro que el de las capas inferiores. Muchos de sus materiales (orgánicos y minerales) son susceptibles de ser arrastrados hacia abajo por el agua.

Horizonte B: En esta capa no hay humus prácticamente, por eso el color es más claro que el de la capa superior. En esta se depositan los materiales arrastrados desde arriba, sobre todo, materiales arcillosos, óxidos e hidróxidos.

Horizonte C: También conocido como subsuelo. Está compuesto por material rocoso más o menos fragmentado.

Horizonte D ó R: Llamado Roca Madre o Material Rocoso. En él encontramos el material rocoso que compone el suelo inalterado.

Existen muchas metodologías para clasificar las capas u horizontes del suelo. En las referencias se puede consultar la clasificación según la Australian Soil and Land Survey Field Handbook o la que propone la FAO.

Referencias

Soil Horizon (Wikipedia eng)

Estructura del suelo (Wikipedia spa)

La información del color del Suelo

A primera vista, todos los suelos pueden parecernos de un color parecido, pero si nos fijamos bien, podemos observar que existe una cantidad de colores y matices casi infinita entre los distintos suelos.

El color del suelo nos permite identificar su posible composición, origen o procesos que haya podido sufrir.

Hoy en día, el color se utiliza en los modelos de teledetección, por tanto, en lugar de ser algo del pasado, tenemos que pensar que es un aspecto muy relevante.

Pensamos que quien mejor te lo puede explicar es la profesora Caridad Pérez de los Reyes, en este artículo publicado en The Conversation.

Referencias

¿Qué nos dice el color del Suelo? (The Conversation)

The Color of Soil (USDA Eng)

Las Clases Texturales del Suelo

La textura del suelo se refiere al tamaño de las partículas que lo componen. Se expresa como la cantidad relativa entre la arena, el limo y la arcilla de una porción de suelo. La textura influye en cómo se ha de manejar el suelo, la cantidad de agua y aire que es capaz de retener. Por supuesto de la textura del suelo depende cómo penetra y se filtra el agua a través del suelo.

Como factor tan influyente en el manejo del suelo, el agricultor está casi obligado a conocer la textura y las propiedades hídricas del suelo de su cultivo.

Existen cuatro grandes clases texturales para clasificar los suelos:

Suelos Arenosos: Compuestos principalmente por partículas de arena, que se pueden apreciar a simple vista. Las partículas se separan con facilidad, se saturan con poca agua y se seca rápidamente al aire. Poca adhesividad.

Suelos Limosos: Compuestos mayormente por partículas más grandes que la arcilla, pero 50 veces más pequeñas que las de arena. Su aspecto en seco es como polvo (talco) y cuando se humedece es suave. Cuando está humedecido es adhesivo, pero no retiene el agua por mucho tiempo.

Suelos Arcillosos: Están compuestos principalmente de arcilla, que son silicatos de aluminio y otros cationes. Son suelos que cuando se humedecen se vuelven muy plásticos, retienen mucha agua. Cuando se secan quedan muy cohesionados y es difícil de disgregar.

Suelos Francos: Nos referimos a tipos que son mezclas de varios tipos de materiales y que presentan propiedades mixtas con respecto a las mencionadas anteriormente.

La USDA (Departamento de agricultura de Estados Unidos) estableció un método de clasificación de los suelos desde el punto de vista de clases texturales que es aceptado hoy en día de forma generalizada.

Una vez conocidas las proporciones de arena, limo y arcilla, se puede usar el triángulo textural para obtener una clasificación del suelo. Como hemos dicho, esta clasificación nos va a dar unas pautas sobre el manejo y el comportamiento hídrico del suelo.

Triangulo Textura Suelo

Referencias

La Textura de los Suelos Agrícolas (CSR Laboratorio)

Soil Texture Calculator (USDA Eng)

Los Doce Órdenes del Suelo

Se dice que, solo en Estados Unidos, hay unos 70.000 tipos de suelos. Los suelos se clasifican sus características de origen y manejo según criterios establecidos por la FAO y la USDA. En este tipo de clasificaciones se utilizan Órdenes, Subórdenes, Grandes Grupos, Subgrupos y Familias, que es dónde más precisa es la clasificación.

Sin embargo, si atendemos a la clasificación por los órdenes principales ya existen unas características bien diferenciadas entre los suelos.

Es conocida la Clasificación Taxonómica de los 12 Órdenes del Suelo de la USDA. Estos órdenes son Alfisol, Andisol, Aridisol, Entisol, Espodosol, Gelisol, Histosol, Inceptisol, Mollisol, Oxisol, Ultisol y Vertisol.

D. Malagón (2014) establece una clasificación estableciendo un orden de evolución de los suelos, con una escala del 0 al 5. Los Histosoles son los menos evolucionados, ya que son suelos derivados de materiales orgánicos que han quedado en zonas inundadas, páramos y tundras. Por contra, los oxisoles son los más evolucionados, presentando una baja fertilidad y altos contenidos de óxidos de hierro y aluminio.


Detalles de los Doce Órdenes del Suelo

Podemos describir los distintos órdenes del suelo según las siguientes características. Las Ilustraciones utilizadas se han obtenido de Wikipedia Commons.

Histosol: Suelos con grandes acumulaciones de materia orgánica sin evolucionar, por condiciones de baja temperatura y alta humedad. La nomenclatura de estos suelos termina en IST. Aparecen en zonas deprimidas como el delta del Ebro y las rías gallegas, ocupando un 0,04 % del territorio.

Entisol: Estos suelos se han formado por arrastre y depósito de materiales. No se aprecian horizontes. Su terminación es en ENT. Ocupan aproximadamente el 20% del territorio y se asientan preferente en cotas altas (uso recreativo o forestal), en zonas planas de la costa mediterránea donde se desarrolla una agricultura productiva con frecuencia de regadío y en valles de ríos, donde se han desarrollado regadíos tradicionales.

Inceptisol: Son suelos con baja o media evolución. Lo horizontes no están muy definidos. Su nomenclatura acaba en EPT. Son los suelos más abundantes en la península (e islas). En las zonas con inclinación, la carencia de vegetación da lugar a problemas de erosión.

Gelisol: Son suelos que permanecen gran cantidad del tiempo congelados, ya que están cerca del llamado permafrost. Su composición es variada. Su nomenclatura termina en EL. Este tipo de suelos no se encuentran en España.

Andisol: De origen volcánico. Cuentan con gran cantidad de materiales amorfos. Alta fijación de fósforo y bue drenaje. En su denominación terminan en AND.

Vertisol: Suelos con alto contenido en arcilla. Cuando se secan, se agrietan. Suelen ser fértiles y de reacción ligeramente alcalina. Sus nombres terminan en ERT. Ocupan el 2% del territorio español, se concentran en la campiña andaluza.

Mollisol: Suelos oscuros, ricos en materia orgánica. Son fértiles por su contenido en arcilla y cationes de cambio. Tienen unas propiedades fisicoquímicas adecuadas en la zona de las raíces. Se reconocen en sus nombres porque terminan en OLL. Se pueden encontrar en Asturias, Cantabria y País Vasco, suponiendo un 0,21% del territorio nacional.

Espodosol: Tienen un horizonte diferenciado con alto contenido en materia orgánica. Por debajo tienen algo contenido en Aluminio. Pueden contener o no Hierro. Tienen pH ácido y una fertilidad baja. Se reconocen en su nomenclatura por estar terminados en OD. Ocupan el 0,23% de España, se concentran en zonas frías de Galicia y Cantabria.

Ardisol: Tipo de suelo de zonas áridas en las que hay baja precipitación y alta evapotranspiración. Si no se riegan son poco fértiles. Su denominación termina en ID. Ocupan el 9,5 % del territorio en España y se encuentran en Almería, los llanos de Albacete y la cuenca del Ebro.

Alfisol: Típicos en zonas semiáridas con cambios estacionales. Suelen tener un horizonte argílico y una buena capacidad de intercambio catiónico. Son bastantes susceptibles a su degradación. Suelen ser bajos en materia orgánica. Su nomenclatura termina en ALF. Exceptuando Galicia y la franja mediterránea, se suelen encontrar en muchas zonas de España.

Ultisol: Son suelos muy evolucionados con un alto grado de impermeabilización. Ricos en sesquióxidos de Hierro y Aluminio. Tienen un horizonte alto en arcilla, arrastrada desde la parte superior. Son suelos pobres, con una capacidad de intercambio catiónico baja. Se reconocen porque su nombre termina en ULT. Ocupan el 0,25 % del territorio nacional, son pedregosos y pobres.

Oxisol: Son muy evolucionados. Tienen pocos minerales activos. En su fracción gruesa son ricos en cuarzo y en su fracción fina tienen alto contenido en sesquióxidos de Fe y AL. Retienen poca humedad, limitan el crecimiento de las plantas. Son típicos de zonas tropicales y subtropicales. No tienen horizontes distinguibles. Su nombre termina en OX.

Referencias

Los tipos de Suelos de España (Hispagua)

The Twelve Orders of Soil Taxonomy (USDA Eng)

Web Análisis de Suelos CSR

Aquí podrá encontrar todos nuestros recursos para hacer un buen análisis de suelo: Muestreo, Modelo de Informe, Tipos Análisis, Planes de Abonado, Biblioteca Técnica, etc.

Saber más…

Ventajas del Análisis Fertilidad SIMAS

Nuestro análisis de Fertilidad SIMAS está diseñado para poder realizar una caracterización de su suelo agrícola: fertilidad, habitabilidad y propiedades hídricas. Nuestro diagnóstico SIMAS le facilita la compresión de los resultados.

Saber más…

Análisis de Suelo para la planificación del abonado.

Cómo Tomar Muestras de Suelo

Un buen análisis de suelos comienza por un muestreo adecuado. Para ello, hemos elaborado procedimientos que usted mismo puede llevar a cabo para hacer una toma de muestras representativa de su finca.

Saber más…

Catálogo de Análisis de Suelos

Aquí podrá encontrar todos nuestros tipos de análisis: Fertilidad SIMAS, ABONA análisis para el abonado, EPS Extracto de la Pasta Saturada, Propiedades Hídricas, IPC Índice de Poder Clorosante, etc.

Saber más…

Pregúntanos por Whatsapp

L-V 10 a 14 / L-J 16 a 19

Teléfono CSR Laboratorio

L-V 9 a 14 / L-J 16 a 18

24 / 7

¿Quieres estar al día de todas nuestras novedades?

Si quieres recibir trimestralmente nuestro boletín CSR-Info Agricultura puedes suscribirte.

Aquí puedes ver todas nuestras Publicaciones.

Puedes seguirnos en:

Otras Secciones ►

En CSR como Laboratorio Agroalimentario hemos desarrollado secciones para poder ofrecer servicios de análisis a Agricultores y Técnicos del Sector.

Aquí puede acceder directamente a algunas de nuestras secciones de trabajo o puede utilizar nuestro buscador.


| Análisis de Suelos

El Análisis de Suelo es una potente herramienta para el agricultor. En nuestra web podrá conocer las ventajas de los análisis de suelos y sabrá como tomar la muestra usted mismo y enviarla a nuestro laboratorio.

Nuestro producto Fertilidad SIMAS está pensado para ofrecer una información de valor por un precio muy asequible, puede conocerlo aquí.

| Análisis Foliares

El análisis foliar es la mejor herramienta para Diagnóstico Nutricional para las plantas. Mediante los análisis foliares podremos conocer los factores que podrían estar Limitando la Producción.

En CSR Laboratorio hemos desarrollado informes exclusivos y sistemas de diagnóstico como el Foliar DRIS Olivo.

| Análisis de Aguas de Riego

A veces, no se presta la importancia que merece al Agua de Riego, por eso hemos desarrollado SIRCU (Sistema de Información de Riesgos para los Cultivos).

Conozca en qué consiste el análisis y los riesgos que podemos evitar o minimizar si conocemos bien el agua con la que regamos.

| Análisis de Fertilizantes

El control de calidad de fertilizantes es necesario tanto si se han adquirido comercialmente, como si se producen en la misma explotación.